popup

creador de Popup, Esto solo se inserta : En Blogger: agergas un HTML y pegas este contenido en Wordpress: agregas un widget y pegas el contenido
x
AYUDANOS CON UN CLIK ABAJO ↓↓↓

martes, 3 de mayo de 2011

¿En qué se basa el Coaching?


En el post anterior se trató la terminología del “coaching”, que básicamente lo que busca es sacar a relucir lo mejor de la persona; a pesar de las características personales de la misma. Asimismo, se trataron los factores fundamentales que lo comprende. En esta oportunidad me gustaría comentarles en qué se basa el “coaching”.
Estas son las premisas más importantes:
1)      La persona sabe más de lo que sabe pero no sabe que sabe: Este trabalenguas lo que intenta definir es que toda vivencia o experiencia conlleva a un aprendizaje determinado. Pero llega a ser un aprendizaje que se sitúa en nuestro inconsciente. Es decir, se diluye porque estamos acostumbrados al mundo de la acción-resultado. Nuestras acciones son ejecutadas buscando un fin u objetivo establecido. Es por ello, que el “coach” ayuda a la persona a descubrir o se dé cuenta de los aprendizajes que generan sus acciones, independientemente de los resultados que son igual de importantes.
2)      El “coaching” ayuda a la persona aprender lo que nos puede enseñar: Hay una serie de competencias y conocimientos que se pueden inculcar a nuestros colaboradores, pero existen otras que las tenemos que aprender por nuestra cuenta. Es aquí que el “coaching” en cierto sentido, sirve más en aquellos aprendizajes que nadie te puede enseñar.
3)      El proceso del “coaching” acelera el proceso del aprendizaje: La persona, al adquirir determinados conocimientos a través del “coaching”, podrá aplicarlos a sus funciones laborables. Con esto se dará cuenta que la persona aprende de su propio proceso de aprendizaje. No solo aprendemos de lo que hacemos, sino de cómo lo hacemos. Y es aquí donde aparece una de las limitaciones del “coaching” a nivel de Jefe-Colaborador. Y es que el jefe, por definición, está inmerso en el mundo de acción-resultado. Se genera preguntas tales como: qué hago, qué logro o qué hace mi colaborador y qué logra; y a veces la premura  del trabajo no le permite penetrar a un terreno del cómo se decidió que se está haciendo eso y cómo se determino que esa la mejor opción de hacerlo. Y esto generalmente sucede porque al jefe se le paga por generar resultados. Entonces, la inercia lo lleva a actuar y no a generar reflexiones pensando fuera de la caja.
A manera de conclusión, es que en estas tres premisas se basa el “coaching”. Pueden ser expresadas como el conjunto de acciones que acompañan a la persona en el camino hacia el logro de resultados, pero que al mismo tiempo genera aprendizajes reflejados en sus acciones, para laborar de manera más efectiva. Mientras más concreto sea el resultado, se sentirá más el avance y la satisfacción del logro en su proceso. El artículo puede cerrar con un dicho muy importante: En el “coaching”, menos es más


0 comentarios